Royal Enfield Classic 500 Euro IV Battle Green

La Classic 500, por su potencia y torque, es todo un Toro que nunca te va a abandonar en las calles. Toda una clásica de Royal Enfield para disfrutar.

Ya hemos probado la Himalayan (ver nota), una moto interesante, pero no es como la Classic. Esta moto es la esencia pura de lo que es Royal Enfield. Mientras otros fabricantes crean sus clásicas por moda, esta es una moto clásica real, como las que se hacían antes, pero modernizada para cumplir los requisitos del Euro IV. Motor de inyección, frenos ABS y disco en ambas llantas… eso es todo lo moderno.

Cuando fui a buscarla, me encontré con esta “pequeña” belleza. En fotos se veía más pequeña de lo que es realmente… y más pesada. Con mi 1.70 metros (5´7″) llego con la punta de los pies al piso. Si pongo un pie en el freno, llego con casi todo el pie al piso del lado izquierdo (técnica útil para equilibrar la moto). 

Esta moto está fabricada como antes lo hacían para resistir, mucho hierro y poco plástico. Sus 203 Kg (447,5 lb) con el tanque lleno intimida un poco al menos experimentado, por su dificultad de mover. Pero una vez se prende este motor y se anda… se pierde el miedo. 

De pronto te parezcan pocos esos 28 caballos para correr, pero has de saber que esta moto no es para eso. Esta moto es para aprovechar esos 41 Nm que tiene a sus 4.000 rpm. Es una fuerza impresionante que se sienten en bajos y en medios.Poca potencia, mucho torque e inercia. Mientras otras motos escalan una montaña en primera o segunda… esta es capaz de subirla en cuarta y sin ningún problema. Para nosotros, esta moto es un TORO. Cabe mencionar que el modelo que probé ya tenía sus 5.600 km recorridos… tuve el placer de celebrar sus 6.000 km jejejeje

Las vibraciones y el sonido del motor nos recuerda que estamos ante una verdadera Classic y al estar sentado en este sillín, me ha trasportado más de una vez a esa época de guerra donde los soldados sorteaban cualquier obstáculo sobre este asiento. Toda una historia sobre esta moto.

Ahora veamos como se comporta en pleno año 2019.

Probamos la moto con el tráfico pesado de la ciudad. Sabemos que la movilidad en la ciudad de Bogotá es un poco complicada, teniendo en cuenta que nosotros nos movemos detrás del carro, como dice la ley.

Pero en estas condiciones la Classic se ha comportado a la altura. Con una suspensión trasera de recorrido corto, hace que los muelles debajo del asiento sean placenteros; sumado a una suspensión delantera blanda que transmite lo menos posible, hace que la conducción a muy baja velocidad sea un verdadero placer.

Su peso esta tan bien distribuido, que mantener el equilibrio con los dos pies en los reposapies no se vuelve un reto imposible.

La caja de cambios no tiene ningún problema, muy suave y precisa. Nunca he tenido problemas buscando el neutro o realizando la subida y bajada de cambios. También he de decir que la relación de los cambios está muy bien seleccionada, siempre y cuando se maneje a bajas revoluciones. Esta no es una moto para llevarla al límite.

Los frenos he de decir que son correctos; no brillan por su capacidad de frenado (debido al peso que posee la moto) pero tampoco son malos, el ABS que es algo obligatorio para cumplir con el Euro ayuda bastante.

Las llantas Avon (esta es mi primera experiencia con ellas) he de decir que me sorprendieron gratamente. Hemos hecho el test de presión (ver el artículo) y para el uso que le doy mi presión fue de 29 adelante y 30 atrás. Muy buena respuesta en curva y muy fácil de manejar en el día a día.

También he podido probarlas en lluvia. Le subí 3psi a la llanta trasera y su comportamiento fue excelente. Claro está, como toda llanta, hay que tener cuidado con las demarcaciones en el piso.

Su consumo ha sido muy satisfactorio, teniendo en cuenta que es monocilíndrico de 499 cc. He podido tener un promedio de 90 km/gal, manejando la moto entre las 2.000 y 5.000 revoluciones (entre 2.000 y 3.500 rpm en tráfico pesado). Esto me da una autonomía en ciudad de alrededor de los 320 km.

La Classic se comporta muy bien en carretera. Se puede manejar a velocidad crucero entre 80 y 100 km/h (en los pocos lugares que se puede) sin sentir vibraciones y aun se tiene más velocidad para adelantar otros vehículos.

Las Avon Road Ride definitivamente hacen una buena combinación con esta moto. Claro está, la presión ha de ser la que realmente necesitas y no la que recomienda el manual. Seguramente esta hecho para la India.

Su suspensión responde sin problemas y se siente muy suave con los desniveles de la carretera. Realmente un viaje muy placentero. La inercia y torque de esta moto se agradece bastante en estas condiciones.

Las curvas las toma sin ningún problema. Con la técnica del contramanillar, he obtenido un acostado preciso. Ahora, sumado al toque de esta moto, la salida de la curva ha sido siempre suave y precisa.

Su consumo ha llegado hasta los 120 km/gal, dándonos una autonomía de aproximadamente 430 km por tanque lleno.

Me puse a la tarea de hacer algo de destapado, pero no muy agresivo, para ver cómo se comporta este Toro.

Si bien funciona, vas a sufrir por la suspensión. En la India se ven muchos videos andando en destapado, pero esta moto, por su peso y suspensión, no es algo que recomiendo hacer. Diría que para eso esta la Himalayan.

Por otro lado, hay un componente que debemos cuidar en el destapado… la bomba del freno trasero. Si miramos la moto por debajo, la bomba de freno se encuentra en una posición expuesta a cualquier golpe de piedras. Si esto se daña en un viaje… ya saben lo que pasa con el freno trasero.

La Royal Enfield Classic 500 Euro IV ha demostrado ser una moto capaz de quedarse y cumplir con las normas. A pesar de ser un diseño clásico funcional (hasta la prendí un par de veces con la pata) su tecnología no visible la hace muy segura.

En cuanto a la tecnología me refiero a sus frenos ABS, su sistema de apagado y seguridad cuando la moto se cae y su sensor de pata lateral que no te permite engranar una marcha hasta que la subas. Se nota que se preocupan por nuestra seguridad.

El tablero ha sido minimizado a su máxima expresión. Solo contamos con un velocímetro, un odómetro, un indicador de gasolina (que se prende cuando entra en reserva), un indicador de daño en el motor y un indicador de ABS.

Puedo recomendar esta moto como primera moto, siempre y cuando midas un poco más de 1.75 (5´9″), para llegar bien al piso. y tener más confianza con el peso de este Toro. También recomiendo que te pases por uno de los concesionarios de Royal Enfield, para que averigües un curso de manejo con esta moto (por lo menos en Colombia lo están ofreciendo). Más que todo, lo recomiendo es para que aprendas a perfeccionar el uso del embrague en la moto, así evitaras salir del semáforo o en segunda brincando con la moto.

La herramienta me ha parecido muy completa y útil. La he analizado con unos amigos y mi grupo de trabajo y sentimos que es una de las más completas que se entregan con una moto. Esto se agradece a la hora de viajar.

 

Para muchos les ha parecido que la falta de un indicador del nivel de gasolina es una falencia en esta moto. En lo personal, no me ha afectado no ver cuanta gasolina tiene el tanque. Pero lo cito por la opinión en general.

El tapón de la gasolina sin llave, hay que tener mucha confianza. No es porque te vayan a robar la gasolina de la moto, ya que tiene una lamina que no permite que entre bien una manguera… es por el tapón en si. Como decimos en Colombia, los ladrones se pegan de cualquier cosa, y este tapón, aunque solo le sirve a esta moto, pueden robarlo muy fácil. Desenrosca y al bolsillo. Por suerte a mi no me ha pasado.

Me preocupa un poco la guaya del medidor de velocidad. Este roza con la parte superior de la horquilla, justo la que esta pintada, y hace que desgaste la pintura. Una solución puede ser poniendo un tapón de caucho en el hueco donde se organiza esta guaya para separarlo un poco de la horquilla y no maltrate la pintura.

Por último, buscaría la forma de proteger la bomba del freno trasero. Así no hagas destapado con esta moto, es bueno tenerlo protegido. Ya que cualquier daño puede depender que tengas o no freno trasero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *